AZUL llegó a Congo Mirador y Ologá con campaña preventiva de VIH e ITS


(Azul+) Congo Mirador y Ologá son dos poblaciones palafíticas (llamadas en el Zulia pueblos de agua) establecidas en el margen suroeste del lago de Maracaibo. Son de los caseríos de más difícil acceso en la región zuliana por estar ubicados luego del Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel y sólo es posible llegar hasta ellos en lancha o embarcaciones desde la capital del municipio Catatumbo, Encontrados, tras un recorrido por río que supera las tres horas o desde Puerto Concha en Colón bordeando la costa durante casi dos horas.
Hasta allá se extendió la campaña de prevención de VIH e ITS desarrollada por Acción Zuliana por la Vida con el apoyo y financiamiento del Ministerio del Poder Popular para la Salud de Venezuela.
Johan León, director general de esta organización de base comunitaria, comentó que “como punto positivo está que fuimos en una fecha feriada regional y la gente estaba en sus casas; logramos conversar con casi todos los habitantes de Ologá, que es un pueblo pequeño, pero como nota negativa nos preocupa el terrible analfabetismo que se vive en la zona” León afirmó que el acceso a la educación en Ologá y Congo Mirador es casi imposible y las pocas personas que cursan estudios lo hacen hasta los primeros grados de primaria y luego se retiran y se dedican a la pesca. “Nunca nos habíamos encontrado un escenario de este tipo en otra parte”, confesó, aunque ya habían tenido una actividad en Congo Mirador en años recientes, en Ologá la situación es mucho más grave.
Por este motivo, se abordaron grupos de personas, se les explicó la importancia de conocer sobre las infecciones de transmisión sexual, así como la necesidad de acudir a un centro médico asistencial en caso de presentar sintomatologías y la necesidad también del uso del preservativo para la prevención de ITS y el control de la natalidad.
León afirmó que “Entregamos los preservativos que están a nuestro alcance, mas no los que hubiésemos querido entregar, pero es importante que conozcan esa alternativa y la pongan en práctica”.
En la campaña se ha hecho especial énfasis en los pescadores, abordándolos en sus hogares y  puntos de reunión, pues las rutinas de su oficio en muchas oportunidades facilita la posibilidad de contraer infecciones de transmisión sexual y luego transmitirselas a sus parejas.

Por su parte, Adriana Beltrán, coordinadora de Mujeres en Acción Zuliana por la Vida se refirió a la actividad como un rotundo éxito “La receptividad fue impresionante; la gente valoró mucho que nos trasladáramos hasta allá y nos recibieron con los brazos abiertos. Hubo gente incluso que nos abordó a nosotros antes de llegar a su casa. Estamos seguros que valió el esfuerzo y que esta no será la última actividad allá”.
















Comentarios

Entradas populares