Mirian Sotolongo: La persona que vive con VIH debe asumir un compromiso consigo mismo para lograr la adherencia al tratamiento



Por Johan León Reyes

Mirian Sotolongo es médica especialista en el área de inmunología, y una de las profesionales de salud referenciales en Venezuela cuando se habla del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). En sus más de 25 años al servicio de la salud ha podido enfrentar situaciones tales como la desesperanza de no poder ofrecer una salida terapéutica en un caso de Sida y limitarse a trabajar la atención de las infecciones oportunistas (signos y síntomas que afloran cuando el sistema inmunológico está deteriorado), lo cual era muy común al principio de la epidemia por no haber medicamentos disponibles, y, por el contrario, la satisfacción de ver cómo muchos de sus pacientes han superado situaciones crónicas de salud asociadas al VIH y hoy día se encuentran saludables y ejerciendo sus roles personales, familiares y sociales con completa normalidad.
Consultamos a la doctora Sotolongo por una preocupante situación que observamos cada día más frecuente; el abandono de tratamiento antirretroviral (ARV) por parte de muchas personas que viven con VIH o Sida (PVVs).
Queremos aclarar que, a la par de su opinión profesional, es importante reconocer que, si bien Venezuela garantiza a sus PVVs el acceso a tratamientos ARV, medicamentos de última generación y costosos para la República, también es cierto que desde hace dos años se han presentado preocupantes fluctuaciones con respecto al abastecimiento de estos medicamentos, lo que puede complicar el panorama, incluso a quienes mantienen una excelente adherencia (grado de absorción y eficacia de la terapia asociada a la correcta toma del esquema antirretroviral).
“Estoy viendo con gran preocupación que los pacientes están abandonando el tratamiento muy frecuentemente –reflexiona Sotolongo- hay pacientes que abandonan una primera vez y se recuperan, abandonan una segunda vez, se vuelven a recuperar y abandonan una tercera vez donde, de repente, ya nosotros no podamos recuperarlo”.  Según su experiencia, hay algunos pacientes que han pasado por todos los esquemas posibles para su terapia antirretroviral disponibles “No solamente acá en Venezuela, sino a nivel mundial, porque Venezuela en cuanto a medicamentos está a la par de España, Estados Unidos y gran parte de Europa” y por no tomar sus medicamentos de la manera que se les indicó pueden fracasar con sus esquemas antirretrovirales. Puede llegar un momento, incluso,  en el que el virus de inmunodeficiencia humana ha sufrido tantas mutaciones, en ocasiones por mala adherencia o por la reinfección, que se hace resistente (el VIH) a todos los medicamentos que existen en el mercado “y es un lamentable momento en la vida del paciente donde no va a tener opciones terapéuticas”.
“Ese tipo de casos lo estamos viendo actualmente”, acotó la galena.
Otro tipo de situación que se presenta frecuentemente es lo que la doctora Sotolongo califica como el “fenómeno Súperman”; la persona se siente bien, recibe resultados alentadores en los exámenes de subpoblación de linfocitos y carga viral “y cuando nosotros le decimos a un paciente que está indetectable le estamos diciendo es que el tratamiento le está funcionando bien y que en ese momento quizás  haya poca o nula presencia de virus en la sangre pero sí la hay en los nódulos linfáticos y en el líquido seminal” En ese momento muchas personas abandonan el tratamiento.
Comentó que el año pasado, entre octubre y diciembre fallecieron diez de sus pacientes, “y de esos diez sólo uno fue por infarto, todos los demás al analizar los casos, vemos que fue por complicaciones luego del abandono del tratamiento o muy mala adherencia”.
Es importante que las PVVs sepan que los médicos tienen un compromiso con sus pacientes “compromiso que yo acepto y respeto”, aclaró que en sus más de dos décadas de servicio en esta área ha sido muy puntual, ha faltado sólo dos o tres veces, se ha dedicado a actualizarse permanentemente, y, si se trata de un caso que debe ser remitido se asegura que la persona acuda a un servicio o con un profesional que no le vaya a maltratar por su condición de seropositivo. “El problema es que, a veces el paciente no asume el compromiso… No con su médico tratante, no con el Ministerio de Salud, sino consigo mismo”.
“En el caso del VIH tiene que haber responsabilidad por parte del paciente y responsabilidad también por parte del médico de mantenerse actualizado y hacer una buena prescripción”.
Cuando una persona ha presentado resistencia múltiple a los medicamentos antirretrovirales (que ninguna terapia le funciona) Sotolongo aclara que puede ser por varias razones “lo primero es que el paciente no se esté tomando los medicamentos de la forma correcta, y esto también puede estar asociado a que el médico tratante no haya prescrito debidamente, en otros casos suelen interrumpir sus tratamientos los fines de semana para salir a beber y fumar, o porque se fue de viaje y no quiere que sus amigos o familiares le vean tomando medicamentos; en conclusión, es la toma inadecuada o la interrupción de su tratamiento”.
Una realidad también frecuente es la reinfección; esto quiere decir que una persona que vive con el VIH, y por más que tome su tratamiento ARV, vuelve a recibir una carga de virus, “una vez, varias veces o muchas veces”, a través de las relaciones sexuales desprotegidas, en este caso y lo complicado consiste en que puede adquirir cepas diferentes con información genética distinta y si la persona que le reinfectó posee un virus que ha creado resistencia a uno o varios medicamentos esa información pasa a la otra persona y puede repercutir directamente en el avance de la enfermedad.
Sotolongo explica que algunas veces las personas se protegen con el uso de preservativos durante la penetración, pero pueden reinfectarse a través de la práctica del sexo oral, “a veces los médicos observamos que una primera terapia no funciona con el paciente, y cuando se hace un análisis a fondo, resulta que ya la persona venía con un virus resistente antes de empezar su tratamiento”, acotó.
La doctora Sotolongo adelantó que la Coordinación Regional de VIH/Sida del Zulia, pretende llevar adelante un programa para medir la adherencia en las y los usuarios, así como también para “establecer estrategias para que el paciente sea más adherente”, destacó también que quienes viven con VIH deben tener una completa y correcta información sobre su situación particular “y para esto no deben preguntarle al paciente del al lado, porque quizás son casos muy distintos, sino a su médico tratante”, por lo que hizo hincapié en la necesidad de tener una excelente comunicación médico – paciente.

Comentarios

Entradas populares