RESISTENCIA a los medicamentos antirretrovirales


 (Azul Positivo - Johan León Reyes) La resistencia es la capacidad que tiene el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) de contrarrestar el efecto de la terapia antirretroviral y continuar desarrollándose en el organismo.
Es la principal causa que produce el fracaso terapéutico y puede estar influenciada por varios factores; entre otros a  factores biológicos (como el rechazo o deficiente absorción de algún medicamento por parte del organismo), factores psicológicos (como depresión, culpas, negación a una nueva realidad de vida) y factores sociales como un estilo de vida agitado y el temor a ser descubierto (a) tomando la terapia antirretroviral.
Las personas cuya carga viral cae y permanece por debajo de las 50 copias (después de empezar el tratamiento) tienen menor riesgo de desarrollar resistencia en comparación con las personas cuyos niveles de carga viral se mantienen elevados.
El VIH, por su naturaleza, se replica rápidamente, y al hacerlo, va generando pequeñas variaciones de información genética las cuales llamaremos mutaciones.
Algunas de estas mutaciones ocurren en partes del VIH que han sido alcanzadas por los medicamentos antirretrovirales (ARV), ellas se manifiestan como cepas con reducida sensibilidad a los fármacos, o resistentes a ellos.

Es el virus el que se hace resistente a los  medicamentos, no la persona

Los ARV, de esta forma, sólo tendrán la capacidad de inhibir el proceso de replicación del virus sensible a éstos mas no así de las cepas que han mutado con la capacidad de resistir a los fármacos. Esto conlleva al aumento de la Carga Viral en el organismo y el posterior deterioro de la salud.


Los picos y depresiones que se observan en este gráfico muestran cómo los niveles de medicamentos en el cuerpo suben y bajan con la toma de éstos. El efecto anti-VIH del medicamento se maximiza y la replicación del virus se minimiza. Las dosis faltantes dejan caer el nivel de los fármacos, lo que produce la aceleración del proceso de replicación del virus y la carga viral sube.
Con la toma de la siguiente dosis se reestablece el efecto anti-VIH, sin embargo, en ese lapso el virus resistente a los medicamentos pudo haber ganado espacio y pudo también contribuir al aumento de la carga viral.
El haber fallado en la toma de una dosis no significa que el tratamiento deje de funcionar, no obstante, al fallar en varias sí se corre ese riesgo. El aumento de la carga viral y la disminución de las células CD4 podría acelerar el proceso para la aparición de Infecciones Oportunistas.

Cambio de terapia
Cuando se determina que el virus ha generado resistencia a uno o más medicamentos, el procedimiento suele ser el cambio de la terapia ARV.
La elección de una nueva combinación de ARV debe ser producto de un acuerdo entre el médico y el paciente, pues si bien el profesional de la salud debe considerar todos los aspectos médicos y científicos, el usuario debe exponer aspectos puntuales sobre su estilo de vida y rutinas diarias para, de este modo, lograr estrategias de adherencia y conseguir una terapia acorde con su realidad
Si se acordó un cambio de terapia, el paciente debe evitar situaciones o errores que produjeron el fracaso anterior. Es importante saber que cuando se genera resistencia a uno o más medicamentos se reducen las posibilidades de terapias efectivas.

Recomendaciones

-          Si se observa que, a pesar de estar tomando los medicamentos ARV, persiste un estado de deterioro en la salud, es necesario recurrir al médico tratante lo antes posible.
-          Es fundamental tomar los medicamentos antirretrovirales de la forma como fueron prescritos por los especialistas; esto incluye, además de las dosis a tiempo y sin interrupciones, seguir a cabalidad las recomendaciones hechas sobre el tipo de alimentación que debe existir durante su dosificación, así como las contraindicaciones relacionadas con bebidas alcohólicas y  drogas (marihuana, cocaína, perico, crack, éxtasis, entre otras).
-          Debes mantener una comunicación abierta, efectiva y sincera con tu médico tratante sobre los factores que pudieran haberte generado la resistencia a los ARV.


-          La toma atrasada de una dosis, o la omisión de ésta, reduce el nivel de medicamento activo en el organismo, lo que disminuye la capacidad de acción de  los fármacos. Toma las medidas para evitar que eso suceda.

Comentarios

Entradas populares