“La solidaridad hacia las nuevas masculinidades debe desmontar el machismo”




Por: Johan León Reyes

(Azul+) José Manuel Hernández es un psicólogo y activista bogotano reconocido internacionalmente y perteneciente al Colectivo Hombres y Masculinidades de su país natal, Colombia. Entre el 15 y el 17 de agosto sirvió como facilitador del taller “Masculinidades Alternativas” invitado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con el apoyo de Aliadas en Cadena y HIAS Venezuela. Este taller fue dictado en la ciudad de Maracaibo a 32 hombres pertenecientes a oficinas de gobiernos, policías, agencias internacionales y organizaciones no gubernamentales.
Aprovechamos para hacerle una breve entrevista a Hernández sobre los nuevos retos que enfrentará este colectivo de hombres pioneros en Venezuela en este tipo de trabajo, y quienes han asumido el compromiso de participar activamente en la construcción de una sociedad sin violencia, haciendo especialmente énfasis en la que está basada en género.
“Partimos de una situación muy complicada, -explica Hernández-  y es reunirnos nosotros los hombres a hablar de este tema; el asunto de la violencia de género no es un tema que convoque a los hombres sino que históricamente ha convocado a las mujeres. Entonces aparece algo bastante interesante, por ejemplo acá en Venezuela, que fueron los hombres que se reunieron a pensar y a discutir sobre las masculinidades en un enfoque relacional de género, ¿por qué hablo relacional de género? Porque incluye a las damas también, porque no sólo estamos golpeando a las mujeres sino que nos estamos golpeando entre nosotros también. Nos reunimos para también  discutir cómo estamos viviendo la masculinidad y creo que este es un avance muy grande, porque los hombres se han reunido para romper con los paradigmas establecidos”
-Sobre la base de las experiencias internacionales que usted conoce, ¿cuáles son lo errores que deberíamos evitar en esta nueva iniciativa venezolana para trabajar la violencia basada en género?
“Uno de los errores que pueden tener estas propuestas cuando se organizan hombres en torno a repensarse en sus nuevas masculinidades es que se politice el asunto y que los hombres se sientan que son los dueños del tema, y el otro riesgo es que yo como hombre, que promuevo la no violencia contra las mujeres, no deconstruya los viejos valores y patrones para llevar adelante este activismo. Puede pasar también que los resultados de estos procesos son lentos y a veces la gente se puede desanimar. No vamos a ser objetivos militares o de violencia por parte de las autoridades, pero si van a atacar diciendo que somos homosexuales, tienen falta de hombría, dejaron de ser hombres”.

-Cual cree usted que va a ser la reacción de los grupos feministas, de los grupos de mujeres, con respecto a esta iniciativa?

“Si son grupos de mujeres feministas que están en un proceso de transición y comprenden que es necesario hablar de la no violencia contra las mujeres y también contra los hombres incluyendo a los hombres van a ser grandes aliadas, pero si son mujeres feministas radicales esto va a parecer algo agresivo para ellas, ellas van a pensar que nosotros los hombres queremos quitarles sus espacios; otras van a decir “ayúdennos en nuestra lucha” pero esta alianza que ustedes acaban de formar acá en Venezuela no busca ser una ayuda para la lucha sino que ustedes también tienen su propio marco teórico y sus conceptos sobre la no violencia contra las mujeres”

-¿Qué significa ser hombre en esta nueva construcción que queremos hacer? ¿Cuáles serían las características que conjugarían ser un nuevo hombre?

“En este nuevo contexto de nuevas y distintas formas de vivir la masculinidad ser un hombre nuevo es ser alguien que no comulga con ningún tipo de violencia,  no comulga con la corrupción, ni con la contaminación; es un hombre que no se lastima a sí mismo, que aprende a ser moderado, un hombre que sabe abrazar, que sabe llorar, que expresa sus sentimientos a sus hijos y no les abandona y así se separe de su esposa mantiene su vínculo con los hijos. Es un hombre que sabe enfrentar sus situaciones sin dañar ni lastimar a nadie y al mismo tiempo tiene carácter y sabe tomar decisiones, es transparente y luchador; no estamos diciendo que tenga que ser un pendejo, sino que es un hombre que sabe defender su condición sin ser ambivalente: si decide ser homosexual, la defiende y reivindica la homosexualidad, igual si decide ser bisexual o heterosexual defiende su bisexualidad o heterosexualidad pero no desde el apañamiento de las otras personas.
“Los hombres nuevos son personas en las cuales uno puede confiar y no es que seamos santos, porque también sufrimos la rabia y otras emociones, pero si hay que llorar lloramos, pero sobre todo este hombre no permite que las relaciones estén ligadas a la violencia”.
-Un mensaje a quienes desde hoy emprenden este reto, y a quienes decidan sumarse en el camino.
“Quiero felicitarlos, se acaban de poner la camiseta de la no violencia contra las mujeres y contra los hombres; fue un proceso muy bonito ver a los hombres abrazarse, llorar, ser solidarios, disfrutar de esta fiesta masculina. Fue muy agradable ver cómo estaban dispuestos a aprender, a quitarse esa armadura oxidada. Falta mucho, ya empezaron y nosotros el Colectivo Hombres y Masculinidades de Colombia les dio un empujoncito y ustedes tienen que continuar en esa lucha, los van a querer bajar de ella muchas veces para que abandonen; el problema de violencia es un problema generacional, es un problema que se está transmitiendo -no heredando- de generación en generación y si trabajamos este tema desde los hombres y desde las mujeres se podrán ver cambios significativos en las nuevas generaciones”.
José Manuel Hernández considera que estos procesos de construcción hacia una nueva masculinidad deben iniciarse cuanto antes, pues “Si dejamos pasar el tiempo es triste pensar lo que dejaste de hacer”. Asimismo destacó que la solidaridad hacia las nuevas masculinidades debe desmontar el machismo y la cultura patriarcal: “El machismo no nos deja ser solidarios sociales”.
Países como México, Argentina, Guatemala, Colombia, Suiza y España han adelantado iniciativas importantes en este tema desde diferentes perspectivas; algunos colectivos partieron de hombres que han ejercido la violencia en el pasado, otros de grupos de hombres se han identificado con situaciones de poca comunicación con los padres y vivieron la violencia en sus hogares de crianza, otras iniciativas son productos de colectivos sociales sensibilizados. Venezuela se suma este año con un grupo integrado por hombres de diversas disciplinas a través de la Alianza Nuevas Masculinidades, la cual ya eligió su grupo de cuatro representantes; José Rafael Zurga de HIAS, Johan León de Acción Zuliana por la Vida, Edecio Faría de la UBV-Misión Sucre y Freddy Hernández de la Secretaría de Promoción y Prevención Ciudadana de la Gobernación del estado Zulia.

Comentarios

Entradas populares