Encuesta arroja datos sobre cuál es la percepción del hombre zuliano con respecto al condón



(Azul+) Un trabajo investigativo basado en encuestas y realizado por la organización Acción Zuliana por la Vida arrojó resultados muy interesantes sobre cuál es la percepción del hombre zuliano con respecto a la utilización del condón o preservativo masculino.
Se tomaron encuestas entre enero y marzo de 2013, en las subregiones Costa Oriental del Lago, Perijá, Sur del Lago y en la ciudad de Maracaibo con el objeto de tener una visión amplia y regional sobre este tema que puede garantizar la salud sexual, no sólo de los hombres sino también de sus parejas. Es importante destacar que se encuestaron varones heterosexuales, bisexuales y homosexuales.
El estudio determinó claramente que todos los entrevistados (entre 18 y 58 años) afirmaron conocer qué es un preservativo, y el 96% afirmó haberlo utilizado al menos una vez en su vida. Cuando se mide la frecuencia con la que se usa este método profiláctico, sólo el 13% de los entrevistados respondió “siempre” en el ítem correspondiente, el 21% respondió “casi siempre”, el 41% “algunas veces”, 21% “muy pocas veces” y el 4% “nunca”.
Al preguntarles si en los últimos 3 meses habían tenido relaciones sexuales sin usar condón, el 67% afirmó que había sido así, mientras que el 30% respondió negativamente y el 3% se abstuvo de contestar.
Johan León, director general de Acción Zuliana por la Vida afirmó que hubo coincidencias que pueden determinar el por qué existe la resistencia a utilizar el preservativo “Vemos que el 67% afirmó haber tenido relaciones sexuales sin utilizar condón en los últimos tres meses y también observamos el mismo porcentaje en quienes afirman que el preservativo le resta placer a la hora de la intimidad”. En este mismo orden de ideas se les preguntó cuáles serían las razones por las que muchos hombres se rehúsan a utilizar el condón, a lo que el 38% respondió “no se siente igual”, 27% “molestan/aprietan”, 12% “pierdo la erección”, 9% “crean un clima de desconfianza en la pareja”, 7% “son costosos”, 4% “creencias religiosas” y 3% “producen alergias/irritaciones”. Sin embargo, pese a atribuirles al condón características incómodas, el 84% de los entrevistados reconoció la eficiencia de estos instrumentos (43% “completamente seguro” y 41% medianamente seguro), en contraparte sólo el 14% respondió “poco seguro” y el 2% “completamente inseguro”.
Por otro lado, más de la mitad de los entrevistados (el 53%) reconoció que la utilización de condones está mayormente asociado a evitar infecciones de transmisión sexual, seguido por el 37% que los utilizaría para evitar embarazos, 7% mayor higiene y un 3% que prefirió no responder.
En lo referente al tipo de relaciones sexuales para las cuales se utilizaría el condón, el 43% respondió que para relaciones vaginales, 27% anales, 21% respondió para “todas”, 4% para ninguna y 1% para orales o bucales.
“La efectividad del condón está íntimamente asociada al tipo de lubricante que se utiliza” –comenta León- “y podemos apreciar que hay un gran desconocimiento sobre este tema”. El 59% de los encuestados afirmaron que no utilizan ningún tipo de lubricación para las relaciones sexuales, el 5% no respondió esta pregunta y el 36% afirmó que sí utilizaría lubricación, sin embargo, no necesariamente la adecuada: El 27% afirmó que utiliza vaselina, el 10% aceites, otro 10% cremas y 30% saliva; sólo el 23% de los que afirmaron utilizar lubricantes afirmaron emplear gel íntimo a base de agua. “Esto indica que del total de entrevistados, sólo el 9% estaría utilizando una lubricación adecuada, pues es importante destacar que la saliva no es recomendable para la lubricación y menos aún los componentes aceitosos porque pueden dañar o romper el preservativo además de que pueden causar irritaciones y reacciones alérgicas sobre todo en la persona que esta siendo penetrada”, afirmó León, quien además destacó que ese 9% que utiliza gel a base de agua (el más recomendable y vendido en farmacias) corresponde en su mayoría a personas que afirmaron ser homosexuales o bisexuales.
Se preguntó también a los 180 encuestados cómo aprendió a utilizar el condón, a lo que se ofrecieron diversas opciones y 24% afirmó “alguien de la familia”, 21% “en mi sitio de estudios”, 14% “autodidacta – aprendí solo”, 6% “por una ONG”, 6% “indicaciones del empaque”, 5% “a través de la televisión u otros medios”, 4% “en mi sitio de trabajo” 3% “por Internet”, 3% un libro o revista y el 15% señaló “de otra forma”, ítem que al identificar las especificaciones se destacaron dos respuestas “un amigo me enseñó” y “a través de una película para adultos”.
Johan León destacó que este trabajo se hizo posible gracias al apoyo del grupo de voluntarias y voluntarios de Acción Zuliana por la Vida desplegados en varios municipios del Zulia, “pues quisimos abordar poblaciones rurales y urbanas de las diferentes latitudes de nuestro estado”, señaló además que estos resultados, entre otros que arrojaron las encuestas se emplearán como insumo para el trabajo preventivo que realiza esta organización en los 21 municipios de la entidad y que en las próximas semanas publicarán un material impreso que servirá para promocionar el uso del condón de forma correcta.








Comentarios

Entradas populares