ONGs exigen al Gobierno atención al Programa Regional de VIH en Zulia

Así lo reflejó el Diario Versión Final:


Así lo reflejó el Diario Panorama:


Ciudad
  • Currently 2.00/5
Puntuación: 2.0/5
Así trabajan contra el VIH en el Zulia
Victor Camarillo
jueves 04 de abril de 2013 05:00 AM
Maidolis Ramones Servet / Maracaibo
Sin aire acondicionado, con el cielo raso literalmente cayéndose y un personal que apenas logra alcanzar las 10 personas trabaja la Coordinación Regional de VIH/Sida en Zulia, ubicada en el ambulatorio Francisco Gómez Padrón, mejor conocido como Unidad Sanitaria o Sanidad, en el sector Tránsito de Maracaibo. “Es una situación grave. Venimos a trabajar por altruismo, pero no tenemos aire acondicionado y el ambiente es insoportable. Ni siquiera deberíamos venir por nuestra propia salud”, dijo un funcionario que prefirió no identificarse.
El anonimato es un asunto serio dentro de la coordinación, pues el personal no está autorizado para declarar y los pacientes temen dar sus nombres ante una condición tan estigmatizada como el virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH) causal del sida.
Estevan Colina, presidente de la asociación civil Manantial de Vida (Amavida), organización que lucha por los derechos de los pacientes con VIH, sí que no teme ser identificado ni exponer la grave situación que queda al descubierto apenas se pisa la oficina.
“Tenemos seis mil pacientes infectados en el Zulia y, sin embargo, solo dos personas se encargan de hacer entrega de medicamentos. Este par de personas atienden a unas 200 diarias. Aunado a ello se dañó el aire central desde hace dos meses y no lo han reparado. Tampoco hay reactivos para la prueba de carga viral”, expuso Colina.
Los pacientes perciben una situación de abandono que se suma a la depresión que de por sí les ocasiona el hecho de haber sido identificados con un virus tan estigmatizado y limitante como el VIH. “Mire el cielo raso. La coordinación tiene como vista principal el botadero de basura de toda la Sanidad. Uno llega aquí triste y se va peor”, contó Marco, uno de los usuarios.
La falta de seguridad colaboró conque recientemente fueran robados 40 antiretrovirales, cuyo valor por unidad es de seis a siete millones de bolívares.
Anteriormente tenían una asignación de 30 preservativos mensuales para evitar que la enfermedad se siga expandiendo, pero desde hace finales de 2011 no hay dotación de este tipo.
Ower Oberto, director comunicacional de la Asociación en Pro de los derechos de personas con VIH sida (Aprovida) señala que ha realizado viajes en busca de donativos por parte de ONG fuera del país. “Los condones son el método de protección empleado para evitar el contagio por vía sexual con VIH y garantiza que el paciente no contagie a su pareja”, indicó Oberto.
Se intentó contactar a María Pierina Nardone, coordinadora regional del Programa VIH/Sida-ITS , pero no hubo respuesta a las reiteradas llamadas realizadas. Entre tanto, la coordinadora nacional del programa, Deisy Matos, informó a PANORAMA no estar autorizada para hablar al respecto, aunque a finales de 2012 presentó la Guía Nacional para la Prevención de VIH sida e ITS, que dará la ruta a seguir en la respuesta nacional al virus para los próximos cuatro años. No obstante, para Jhonatan Rodríguez, coordinador de la ONG StopVIH, la prevención “aún cuenta con grandes limitaciones ya que no se ha logrado cerrar la fase de costeo”.
De acuerdo con el Ministerio de Salud, la estrategia venezolana de combate busca disminuir la incidencia en los grupos expuestos para que en 2015 ninguno de estos presente prevalencias superiores a 5%. Mientras tanto, acalorados y deprimidos pacientes y personal del Zulia luchan contra esta epidemia que presenta 11 mil nuevos casos anuales y 1.600 muertes en el país.
Además, los retrasos en la entrega de las medicinas han sido una constante todo el país. “Esto es muy negativo, porque al fallar el tratamiento el virus se puede hacer resistente a la fórmula”, explicó Carlos J., un paciente.


Así lo reflejó el Diario La Verdad:







Peligran cuatro mil pacientes de VIH en Zulia

Por Yanreyli Piña Viloria
También hay inconsistencias en la distribución de medicamentos. La falla más importante de los últimos tres meses es de Telzir e Intellence, que se deben tomar a diario. La sede regional del programa ITS-VIH Sida está en condiciones deplorables
El personal de la coordinación regional del programa ITSTS-VIH Sida trabaja en condiciones infrahumanas. (Fotos: Isabel Medina)
Jueves, 04 Abril 2013 00:00
246 CLICS
Conocer la carga viral del virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH) es cuesta arriba en el Zulia. Desde el 15 de noviembre el reactivo que se usa tanto para este examen, como para el de la subpoblación de linfocitos, no llega desde Caracas. Estas pruebas son fundamentales para conocer el estado de salud y las combinaciones de antirretrovirales de pacientes tratados, así como de nuevos infectados. 
Un paciente con VIH sida debería hacerse estas pruebas como mínimo dos veces al año, aseguró Johan León, director de la organización no gubernamental Acción Zuliana por la Vida (Azul). Esto para conocer cómo actúa el tratamiento y si es necesario cambiarlo. El único lugar donde ofrecen este servicio en el estado es el Hospital General del Sur.
Tampoco hay reactivos para las pruebas Elisa de cuarta generación, un examen básico de sangre con el que se detecta el virus. Desde finales de septiembre no llega y en sustitución se emplea otra que, según León, no es totalmente confiable.
La inconsistencia también afecta, desde hace tres años, la distribución de medicamentos para los pacientes enfermos. "Nunca se consiguen todos", denunció el activista social. Al faltar uno, no entregan el resto de la terapia. La falla más importante de los últimos tres meses es de Telzir e Intellence, que se deben tomar a diario. Si se compra de particular, el costo supera los cuatro mil bolívares mensuales. 
"La terapia antirretroviral no debería faltar. Es un atentado al derecho a la vida del paciente, porque cuando lo suspende corre el riesgo de hacerse resistente al medicamento y su sistema inmunológico está más expuesto a enfermedades oportunistas".
Desatendidos
El primer programa de salud que verificó la Secretaría Regional de Salud (SRS), tras la toma de posesión del gobernador Francisco Arias Cárdenas en diciembre pasado, fue el de ITS-VIH Sida que ofrece atención en el estado en el edificio conocido como la antigua Sanidad. Desde entonces, no hay muchos cambios.
La sede de la Coordinación Regional está en condiciones deplorables. Tienen más de tres meses sin aire acondicionado, no hay baños, las instalaciones son insuficientes y no cuentan con un espacio adecuado para las sesiones de conserjería, detalló José Eleazar Leal, de la ONG defensora de los derechos humanos Aprovida. 
En la farmacia laboran con un sistema arcaico que ni siquiera está digitalizado. Unas 300 personas que asisten al día al ambulatorio Francisco Gómez Padrón a retirar sus tratamientos deben hacer colas de varias horas. Adenás, es la única del estado y abre solo de lunes a jueves hasta las 11.30 de la mañana. 
Para las consultas tampoco cuentan con los insumos básicos como tensiómetros o recetarios. La entrega de condones como parte de las campañas preventivas y de concienciación están paralizadas. 
"El programa está en emergencia. El estado debe ser garante de la salud del pueblo y por eso exigimos que se respeten nuestros derechos. Hacemos responsable al SRS de cualquier situación que se presente por la carencia y abandono en que se encuentra el programa. Se está jugando con la vida de los pacientes, ya que esta enfermedad es mortal".















Comentarios

Entradas populares