sábado, 26 de enero de 2013

Película "Azul y no tan Rosa" removió emociones a casi mil 500 personas en el CAMLB



Fotografías de Johan León

(Azul+) Una mágica e histórica velada ofreció el pasado viernes 25 de enero el Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez  con la puesta en pantalla grande de la película venezolana del momento “Azul y no tan Rosa”.
Con la presencia del director de este film, Miguel Ferrari y de su protagonista Guillermo García, casi mil quinientas personas disfrutaron de esta proyección batiendo un récord de asistencia para cualquier película que se haya proyectado en el CAMLB. Según Carolina Graterol encargada de Cine en el CAMLB asistieron 1492 personas, lo que hizo que el director Azul y no tan Rosa dijera que esta noche sería “Inolvidable” recalcando que Maracaibo ha sido una de las principales plazas para esta película con más de ocho semana en las salas de cine. Graterol manifestó que: “Fue una noche histórica para el Cine arte del CAMLB y la cultura cinematográfica en nuestra ciudad que instituciones, realizadores, medios y espectadores impulsamos juntos, ¡Bravo!”
Diversas emociones se expresaron de forma colectiva entre los asistentes a esta actividad mientras se proyectaba la película y, al finalizar el público presente pudo interactuar con los invitados especiales a través de un breve foro y tomarse cientos de fotos.
Entre otros aspectos de interés, Miguel Ferrari y Guillermo García se refirieron al matrimonio civil igualitario en Venezuela, expresando que sería un acto de justicia que garantizaría igualdad. Ante la pregunta de uno de los asistentes si estarían dispuestos a hacer algo para apoyar la iniciativa de los matrimonios civiles igualitarios, Ferrari expresó “Yo creo que esta película ha sido un buen aporte” lo que desprendió aplausos en la sala de artes escénicas del CAMLB.
Según lo manifestado por Ferrari, la película tuvo un proceso de producción que se extendió por cuatro años, de los cuales ocho semanas se dedicaron a las grabaciones “y las semanas que duró la grabación han sido las más hermosas de mi vida” comentó el realizador.
La actividad fue un esfuerzo mancomunado entre el CAMLB, el Teatro Baralt, Fundación Manuel Trujillo Durán, el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía del Ministerio del Poder Popular para la Cultura y otras instituciones. Nuestra organización, Acción Zuliana por la Vida hizo su humilde aporte a la convocatoria; Graterol expresó ante esto “Gracias a ustedes amigos por acompañarnos y por todo ese apoyo para difundirlo. Un fuerte abrazo!”.


El Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez recibió casi 1500 personas para ver Azul y no tan Rosa
El director de "Azul y no tan Rosa" Miguel Ferrari se pronunció a favor del matrimonio civil igualitario en Venezuela
Una gráfica exterior del CAMLB antes de iniciar la película "Azul y no tan Rosa"

Miguel Ferrari y Guillermo García compartieron con los asistentes y respondieron preguntas
Guillermo García, protagonista de "azul y no tan Rosa" despertó suspiros
La sala de artes escénicas del CAMLB llegó a su máxima capacidad
Parte del grupo de voluntarios de Acción Zuliana por la Vida disfrutando de la velada en el CAMLB
Guillermo García, protagonista de "Azul y no tan Rosa" junto al Coordinador LGBTI de AZUL Samuel Blanco
Escenas de la película venezolana "Azul y no tan Rosa", tomadas de la pantalla
Escenas de la película venezolana "Azul y no tan Rosa", tomadas de la pantalla
Escenas de la película venezolana "Azul y no tan Rosa", tomadas de la pantalla

Escenas de la película venezolana "Azul y no tan Rosa", tomadas de la pantalla












lunes, 7 de enero de 2013

2013 promete necesarios cambios en la respuesta venezolana contra el VIH y el Sida


(Azul+) Hay diferentes percepciones sobre la realidad venezolana en materia de VIH; y mientras algunos elogian el desempeño del Estado en materia de prevención, atención, respuesta, medicamentos y otros tópicos, otra gran parte de quienes hacen vida en este tema se enfrentan a diario con las vicisitudes propias de un sistema de salud mal organizado y también un sector de las organizaciones de la sociedad civil con poca cohesión y fortaleza.

El año que recién inicia plantea muchos retos en materia de VIH pues los dos años previos estuvieron caracterizados por un suministro de medicamentos antirretrovirales inestable, lo cual generó mucha inquietud y zozobra en las personas que viven con VIH (PVVs) en nuestro país. Paralelo a esto, vemos cómo pasó 2012 sin inversión en materia de prevención por parte del Estado venezolano, fuertes deficiencias en el suministro de medicamentos para infecciones oportunistas, carencia de equipos de bioseguridad, de suplementos alimenticios, fórmulas lácteas, condones masculinos y femeninos y una lista que se puede extender.
Pero más allá de ser críticos y de plantear un panorama poco alentador, aprovechamos todas las energías que nos ofrece un nuevo año para llenarnos con energías positivas y para creer que este año va a ser mejor.
Venezuela tiene ventajas sobre otros países en materia de VIH, sin embargo no podemos cegarnos y parcializarnos, tanto el Programa Nacional de VIH/Sida del Ministerio del Poder Popular para la Salud, como las organizaciones de la sociedad civil distribuidas por todo el país debemos trabajar en función del bienestar las PVVs; cada uno desde sus responsabilidades, pero con una visión más asertiva sobre la realidad que estamos enfrentando.
Apostamos a que las organizaciones sociales (llámense ONG, OBC o como sea) se fortalezcan este año, pues a pesar de que existe un gran número de ellas en nuestro país, este sector está creciendo con poca fortaleza y se ha visto fuertemente afectado por carencia de recursos económicos para el funcionamiento, por decisiones políticas y otros factores.
En Acción Zuliana por la Vida queremos ver el vaso medio lleno, y confiar en que 2013 podremos alcanzar nuestras metas particulares y colectivas, confiamos también en que se pueda mejorar la comunicación y el trabajo con las instancias del Estado venezolano y que las empresas privadas crean en nuestro trabajo y nos apoyen. Seguiremos recorriendo el Zulia, formando alianzas, capacitando ciudadanas y ciudadanos para generar una respuesta comunitaria más efectiva ante el avance del VIH en esta zona del país y seguiremos con optimismo luchando para establecer las bases y llegar a la meta Cero.