Embarques y agresiones aumentan la brecha entre el Ministerio de Salud y las ONGs con trabajo en VIH




(Azul+) La reciente medida por parte del Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) de mudar varias farmacias de medicamentos antirretrovirales a otros espacios sin un proceso previo de consulta o de análisis, sumado a los frecuentes episodios de desabastecimiento de estos medicamentos, activó todas las alarmas en el sector comunitario con trabajo en VIH de Venezuela.
El pasado 27 de agosto representantes de organizaciones de 14 regiones del país se reunieron en la sede de Acción Solidaria, en Caracas, con el objeto de trazar nuevas estrategias para superar la crisis que está afectando a miles de venezolanos que viven con esta condición. Al siguiente día se realizó otra reunión en la sede de Ases de Venezuela y se llegó a acuerdos para desarrollar estrategias de incidencia pública, una de ellas sería una visita al MPPS para plantear todas las inquietudes a la viceministra de Redes de Salud Colectiva, Pascualina Curcio, quien no atendió al grupo de activistas y se trasladó hasta el Hospital Vargas de Caracas, dejando una protesta pacífica pero firme en las puertas del MPPS.


La situación se complica cuando un funcionario de seguridad del mencionado Ministerio agredió físicamente a la activista Norah Blanco, quien es directiva de la ONG ACIVA del estado Aragua, acción que lleva a presentar una denuncia formal ante el Ministerio Público ese mismo día con acompañamiento de un grupo de activistas y de personas con VIH afectadas por las medidas.
El lunes 25, el representante de la Red Positivos en Colectivo, Mauricio Gutiérrez, también recibió agresiones en el Hospital Vargas de la capital venezolana. Adicionalmente se han podido apreciar ensañamientos de instituciones del Estado contra quienes exigen el derecho a la salud y a la vida; es así como en meses recientes un diputado de la Asamblea Nacional solicitó la apertura de un procedimiento contra la ONG StopVIH del estado Nueva Esparta, y el ensañamiento a través de medios de difusión del Estado venezolano contra Estevan Colina, segretario general de la Red Venezolana de Gente Positiva (RGV+) y director de la ONG Amavida, en el estado Zulia.
Hasta los momentos se ha visto una respuesta completamente cerrada y signada por la indiferencia por parte de los altos representantes del MPPS, principalmente de la Viceministra Curcio, marcando uno de los episodios más oscuros y nefastos en esta lucha.
Por la actitud que se observa por parte de las y los funcionarios públicos que les toca dar la cara ante estas situaciones, asumimos que tienen la orden de actuar e ignorar a quienes discrepen de las órdenes.
Los estados con conflictos más agudos son Aragua, Carabobo, Bolívar y Zulia, así como Caracas, y se prevén reacciones similares en otros estados en los próximos días.


Comentarios

Entradas populares