Estudio evidencia debilidades y fortalezas de Venezuela en Salud Sexual y Reproductiva




(Azul+) Como parte de la socialización de los resultados del proyecto: “Hacia una construcción colectiva de políticas públicas en derechos y salud sexual y reproductiva en la República Bolivariana de Venezuela”, el pasado jueves 26 de marzo se congregaron representantes de quince instituciones, organismos y ONGs en Maracaibo para conocer estas conclusiones.
Este proyecto es un trabajo conjunto entre las organizaciones AVESA, ACCSI (Acción Ciudadana Contra el Sida) y Aliadas en Cadena, con el apoyo y financiamiento de la Unión Europea y pretende evidenciar las debilidades y barreras que impiden el reconocimiento, la protección y el ejercicio de los derechos y la salud sexual y reproductiva en el país. En el estado Zulia, sirvieron de apoyo y anfitrionas las organizaciones Acción Zuliana por la Vida y Cambio Positivo.


Magdimar León y Belkis Lugo visitaron la ciudad de Maracaibo para presentar parte de los resultados que arrojó esta investigación, la cual se enfoca en cinco grandes temas: Embarazo en la adolescencia, mortalidad materna, VIH/Sida, violencia contra las mujeres y diversidad sexual.
Los resultados arrojaron datos interesantes sobre avances que ha tenido Venezuela, por ejemplo, en materia de normativa legal, sin embargo aun se evidencian grandes retos en referencia al estigma y la discriminación en temas relacionados con la sexualidad.
El estudio incluyó una encuesta realizada a 1.158 personas en las ciudades de Caracas, Maracaibo, Mérida, Maracay y Barquisimeto, en la que la capital zuliana se mostró como la ciudad con mayores prejuicios y discriminación en referencia a los temas abordados.
El 90% de las personas encuestadas consideran que el embarazo en menores de 15 años constituye un riesgo para su salud, y poco más de la mitad de los consultados (54%) señalan que las adolescentes no deberían mantener relaciones sexuales, sin embargo, la mayoría apoya que las adolescentes deben tener acceso a los métodos anticonceptivos pero con la supervisión de sus representantes.




Por otro lado, el 64% afirma que las adolescentes carecen de información para ejercer una sexualidad responsable. Casi la totalidad de las y los encuestados (el 96%) consideran que padres y madres deben conversar con sus hijos e hijas en materia de salud sexual y embarazos durante la adolescencia.
En lo referente al VIH y el Sida, el estudio destaca que la respuesta del estado venezolano ante esta epidemia tiene grandes debilidades en materia de políticas públicas, atención y prevención. Por parte de la población encuestada persiste un porcentaje preocupante en materia de estigma y discriminación. Entre los datos arrojados se destaca que 37,3% de quienes participaron en el estudio consideran que las personas con VIH son una amenaza para el entorno, el 31% los evita en lo posible y el 16,6% están en desacuerdo que las personas con VIH sean plenamente aceptadas en la sociedad.


Uno de los datos más alarmantes es el que se refiere a si las personas con VIH deberían tener algún tipo de marca o identificador al momento de ser atendidos en una sala de emergencia; a lo que el 78% respondió afirmativamente.
En referencia con el derecho a fundar una familia, Magdimar León destaca que “se obtuvieron brechas muy altas a superar”, por ejemplo, el 77% considera que las mujeres con VIH no tienen derecho a embarazarse, el 74% cree que se debería legislar en favor de que sean esterilizadas, también la mayoría (61%) creen que las personas con VIH no deberían adoptar porque estos podrían quedar en la orfandad, y existen grandes prejuicios y reservas en torno al derecho de las personas con VIH a fundar una familia.
Otro de los enfoques fue el de la diversidad sexual; donde se aprecian dos grandes intereses, la protección integral contra la discriminación y el matrimonio igualitario. Uno de los aspectos resaltantes y preocupantes es que la mitad de las y los encuestados creen que las personas lesbianas, gay, bisexuales y trans deberían tener atención médica aparte de la población heterosexual.
Se preguntó en referencia al matrimonio igualitario y sólo el 32% está de acuerdo con la igualdad de derechos en referencia a establecer uniones legales.  Por otro lado, el 88% cree que los homosexuales tienen el derecho a trabajar en cualquier área laboral.
La violencia que se ejerce contra las mujeres fue otro aspecto relevante abordado, y el estudio indicó que 92,7% rechaza que las mujeres sean obligadas a interrumpir un embarazo en contra de su voluntad, 86,2% que no deben tener relaciones sexuales con su pareja en contra de su voluntad, y que las mujeres no deben contar con la autorización de la pareja para estudiar (71%).
Una valoración positiva es que el 88,3% rechaza que la mujer deba mantenerse en una relación de violencia de pareja por el “bienestar” de hijos e hijas, resaltando también un alto apoyo a que las mujeres denuncien las situaciones de violencia (96%).
En lo referente a los controles reproductivos, un poco más de la mitad (51,5%) considera que el hombre debería decidir y controlar qué tipo de métodos anticonceptivos se debe usar, lo que genera grandes preguntas y retos.
“Queda mucho trabajo por hacer” destacó Belkis Lugo, de la ONG AVESA “y esperamos que estos datos sirvan para fortalecer el trabajo que se hace en todo el país en materia de salud sexual y salud reproductiva”.




Participaron en esta reunión:
-          Acción Zuliana por la Vida (Azul Positivo)
-          Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)
-          Aliadas en Cadena
-          Ciudadanía Diversa (Ciudiver)
-          Cambio Positivo
-          HIAS Venezuela
-          Cruz Roja Seccional Zulia
-          Programa Regional de VIH/Sida
-          Programa Regional de Salud Sexual y Reproductiva
-          Programa Regional de Promoción Prevención y Restitución de la Salud de la Niña, Niño y Adolescente (PPRSANNA)
-          Fundación Presérvate
-          Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (Policía Comunal)
-          Alcaldía de Maracaibo (Instituto Municipal de Capacitación y Educación Ciudadana)
-          Fundación Doctor Perinola

-          Fundación Soy Un Guardián





















Comentarios

Entradas populares