PASO A PASO: Así se usa el condón masculino



(Azul+) El éxito de la protección que pueda ofrecer un condón al momento de las relaciones sexuales depende de varios aspectos, principalmente relacionados con la calidad del producto y la forma de colocarlo.
TE EXPLICAMOS PASO A PASO:


-          Compra un producto que te genere confianza. Asegúrate que diga que es de látex, verifica la fecha de vencimiento, que tenga permisos sanitarios y que el empaque no esté maltratado o expuesto al calor en el lugar de ventas.
-          No lo guardes en la billetera pues se puede dañar el empaque, si pierde la recámara de aire lo más probable es que el condón no sirva. Tampoco lo guardes en la guantera del auto pues el calor del motor podría dañarlo.
-          Llegó el momento. Abre el empaque con los dedos por los bordes sensibles (zigzag), no los lisos. No utilices los dientes, evita dañarlo con uñas muy pronunciadas. Tampoco utilices tijeras para abrir el empaque.
-          Verifica hacia dónde se desenrolla para que no lo coloques al revés y lo colocas sobre el glande (la cabeza del pene).
-          Sostienes con los dedos índice y pulgar por la bolsita (receptáculo de semen) que tiene el condón en la parte superior y te dispones a desenrollarlo sobre el pene, el cual obviamente debe estar en erección.
-          Asegúrate de desenrollarlo hasta la base del pene, o lo más que se pueda para evitar que se salga durante la relación sexual.
-          Se recomienda la utilización de gel lubricante a base de agua sobre el condón, brinda mayor protección y placer al momento de la penetración.
-          Una vez finalizada la relación sexual, se debe retirar el condón aún cuando el pene siga erecto, pues si pierde el volumen después de la eyaculación puede quedar el preservativo dentro de la persona penetrada. Al momento de retirarlo asegúrate de sostenerlo por la base para que no se salga el contenido.
-          Al momento de desecharlo hazle un nudo y bótalo en un lugar que no esté al alcance de niños pequeños, pues pueden confundirlo con un globo y llevárselos a la boca. No se recomienda lanzarlos por el vaso sanitario pues podrían tapar y dañar el funcionamiento de las tuberías.
El condón o preservativo es la herramienta más sencilla para evitar tanto las infecciones de transmisión sexual como los embarazos no planificados. Quizás puedan parecer muchas indicaciones y que eso vaya a cortar la emoción, pero una vez que lo aplicas se va haciendo automáticamente.
El propósito es reducir a un mínimo los riesgos. La prevención está en tus manos.



Comentarios

Entradas populares