Urgen cambios en la farmacia de ARV del Zulia




(Azul+) Johan León Reyes  A un año del sorpresivo cambio de la farmacia de medicamentos antirretrovirales del estado Zulia hasta el Hospital Universitario de Maracaibo (SAHUM), se está asomando la posibilidad de devolver dicho centro de dispensación de medicamentos a la Unidad Sanitaria, en el Ambulatorio Urbano Francisco Gómez Padrón.
Razones sobran; desde que la Farmacia de ARV funciona dentro de las instalaciones del SAHUM la información no fluye entre ambas instituciones y los responsables de atender a las personas con VIH y entregarles sus  terapias desconocen la cantidad de medicamentos que hay en existencia en el depósito, pues no se les permite acceder hasta ese punto. Esto, obviamente genera un descontrol que les lleva a realizar pedidos imprecisos al Ministerio del Poder Popular para la Salud, en Caracas y, en consecuencia, se han generado diversos episodios de desabastecimiento.
Por otra parte, las condiciones de la farmacia ubicada en el SAHUM no son las más propicias. El personal desde hace varios meses ha venido trabajando sin aire acondicionado (cabe destacar que la consulta de VIH en ese hospital ha estado en la misma situación y los médicos deben buscar un lugar para atender a los pacientes de forma improvisada), y otro de los aspectos que ha generado incomodidad es la colocación de dos cámaras direccionadas hacia el mostrador donde se entregan los medicamentos antirretrovirales, situación que para muchos usuarios y usuarias atenta contra la confidencialidad y discreción que debe haber en torno a la entrega de esta medicación.
En días recientes, la coordinadora del Programa Nacional de VIH/SIDA-ITS, la doctora Deisy Matos,  visitó las instalaciones del Hospital Universitario  de Maracaibo para evaluar la situación, movilizada también por los señalamientos hechos por las organizaciones sociales con trabajo en Maracaibo, como Azul Positivo y Amavida.
Matos consultó con usuarias y usuarios, así como con representantes de las ONGs cuál sería la mejor opción para ubicar a la farmacia, y desde Azul Positivo, así como desde otras organizaciones, se instó a devolver la farmacia a la Unidad Sanitaria de Maracaibo, siempre y cuando, se acondicione el espacio para las y los pacientes que vayan a retirar su medicación.
A nuestro juicio, la mudanza de la Farmacia, en agosto de 2014 al SAHUM ha traído más problemas y desventajas que beneficios, y consideramos que el hermetismo que existe en ese hospital y la poca comunicación con los responsables de la Farmacia de ARV se presta para situaciones dudosas, al tiempo que imposibilita la contraloría social.

Pedimos al MPPS, y específicamente al Programa Nacional de VIH/Sida-ITS sacar la Farmacia de ARV del Zulia del Hospital Universitario de Maracaibo, pues las condiciones no se prestan ni para la transparencia ni para el correcto funcionamiento de la misma. Devolver la dispensación de la medicación antirretroviral a la Unidad Sanitaria puede ser la mejor opción, siempre y cuando, insistimos, se mejoren las condiciones para el espacio de entrega a quienes vayan a retirar.

Comentarios

Entradas populares