Azul Positivo cumple 13 años dejando huellas para la prevención del VIH en el Zulia




Lo que arrancó en 2004 como una iniciativa de un pequeño grupo de jóvenes dispuestos a enviar a la sociedad marabina un mensaje para la prevención del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) se transformó, trece años después, en la organización con mayor trabajo comunitario en el área en todo el estado Zulia, y una de las más destacadas de Venezuela.
El 8 de mayo arriban a su décimo tercer año de labor ininterrumpida en la prevención del VIH y bajo el lema “Dejando Huellas”, pues son la única ONG que ha recorrido a lo largo y ancho la entidad zuliana educando para la prevención en este tema.
Asociación Civil Acción Zuliana por la Vida es su nombre completo, no obstante es más conocida por su nombre corto, Azul Positivo, una organización de la sociedad civil que ha logrado trabajar en 60 pueblos y ciudades de los 21 municipios del Zulia, procurando generar conciencia ciudadana, no sólo en el tema del VIH, sino que ha asumido otros ejes transversales como infecciones de transmisión sexual, diversidad sexual, género, nuevas masculinidades entre otros temas.
En 2016 Azul Positivo tuvo el alcance más alto de su historia, logrando abordar, de manera directa en charlas, talleres, sesiones educativas, jornadas comunitarias, consejerías y otras actividades a 11.528 personas; una acción histórica y sin descanso llevada a cabo por casi 30 voluntarios que la conforman.
Entre los años 2015 y 2016, esta organización social distribuyó en sus actividades 58.848 condones (preservativos) masculinos y femeninos, de forma gratuita y acompañados de información tanto verbal como impresa.
Johan León Reyes, director general de Azul Positivo, destacó que “ha sido una historia llena de mucho trabajo y grandes satisfacciones, pero también de fuertes retos, principalmente por la inestabilidad social, política y económica que vive nuestra amada Venezuela”. León señaló que el apoyo del Estado venezolano para esta causa de salud “es mínima, por no decir que nula”. Por otro lado “las empresas privadas tampoco dirigen recursos a través de la responsabilidad social empresarial, la bondad o el sentido común para ayudarnos a promover la prevención del VIH; casi todas las peticiones que hacemos a empresas privadas para continuar la labor resultan en respuestas negativas basadas en la crisis que vive el país”.
Sin embargo, el mayor recurso de Azul Positivo es un voluntariado comprometido, capacitado y con sensibilidad social para seguir llevando este mensaje a cada rincón del Zulia, sin discriminación y de la mano tanto con otras organizaciones sociales, como con organismos públicos y la sociedad civil organizada.

Azul Positivo arriba a sus 13 años de labor ininterrumpida, colocando su granito de arena para revertir el curso de la epidemia de VIH/Sida en Venezuela, y para contribuir a la construcción de una sociedad más respetuosa e inclusiva.




Comentarios

Entradas populares